Reactiva tu negocio.

En LW te ofrecemos una excelente promoción para que puedas reactivar tu negocio con los servicios o productos que ofreces a través de nuestro medio publicitario de las Tarjetas Postales.

Nuestra oferta incluye diseño gráfico de la campaña, impresión, distribución en nuestros exhibidores y como valor agregado incluimos Realidad Aumentada en las Tarjetas Postales Publicitarias, con el propósito de vincular tus redes sociales, sitio web, vídeos, tarjeta de contacto e información adicional, con resultados medibles a un corto y mediano plazo.

LW Postales Publicitarias

Contacto

☎  +52 [322] 178.09.50   

✉   postcards@lebenswerkmexico.com   

Las formas Postales y la definición de Tarjeta Postal.

El hombre es el hombre y sus circunstancias…

José Ortega y Gasset decía: “El hombre es el hombre y sus circunstancias”; de igual manera, la Tarjeta Postal es ella y su circunstancia.

La Tarjeta Postal es un producto histórico social y forma parte de la cultura en la que se produce, pero también de aquella que se la apropia. Por lo tanto, la Tarjeta Postal se re-significa en cada contexto histórico y social en que se establece.

Al paso del tiempo, la Tarjeta Postal se fue transformando en estrecha relación con el contexto cultural en que se originaba, o bien en el de la cultura en que se establecía.

La Tarjeta Postal, en sus inicios, fue una mercancía destinada a la comunicación breve y concisa, concebida como correspondencia más económica que las cartas, impresa sobre cartulina y que debía ser enviada sin sobre. Se hicieron ediciones públicas y privadas.

Las primeras Tarjetas Postales fueron “enteros postales”, es decir, editadas por la Administración Gubernamental con el franqueo impreso. A lo largo de la historia, la mayoría de las Tarjetas Postales se elaboraron sobre una base de cartón rígido, con un peso que fluctuaba entre 3 y 5 gramos.

• Las Tarjetas Postales pueden o no ser mercancías.•

Las Tarjetas Postales se crean, se producen, se cambian, se distribuyen y consumen por diferentes miembros de una o más sociedades.

• Las postales pueden ser usadas en más de una forma y cumplir una o más funciones sociales: comunicación, mercancía, recuerdo, documento histórico, objeto lúdico, arte, etc.

No obstante, dependiendo del país y del momento histórico, se han fabricado Tarjetas Postales sobre soportes de uno o más materiales, por ejemplo: cuero, papel, cobre, aluminio, plástico, hojalata, celuloide, tela, seda, madera, entre otros.

Los materiales usados para crear la ilustración sobre el soporte son también muy diversos: tintas, pinturas, plumas, cuero, papel, cabello, cobre, aluminio, plástico, hojalata, celuloide, tela, seda, corcho, madera, etc.

Su tamaño es variable, fluctuando (las de formato rectangular) entre 5.5 x 3.7 cm y más de 100 x 8.5 cm. El tamaño de las Tarjetas Postales circulares ha variado entre 8.2 y 20.3 cm. de diámetro. Se han elaborado postales de diversas formas: circulares, cuadradas, romboidales, trapezoides, ovaladas, en forma de diversos objetos o personajes, entre muchos otros diseños.

Algunas Tarjetas Postales están formadas por varias partes o elementos. A las Tarjetas Postales se les han adicionado diferentes diseños con suajes tan originales como son: sombreros, visores, fotografías, zapatos, animales, etc.

Las Tarjetas Postales pueden estar elaboradas en 2 o 3 dimensiones y por una o más capas de materiales. Las formas de las Tarjetas Postales varían de acuerdo a la cultura en que se desarrollan. Las Tarjetas Postales se re-significan con relación a cada grupo cultural que las apropia.

Las Formas Postales en México.

A lo largo de la historia de México predominan las postales en forma rectangular.

Otras formas importantes de Tarjetas Postales en México son: circulares, cuadradas y las que adicionan objetos caprichosos como: sombreros, huaraches, sacos de correo, visores, entre muchas formas más.

La mayor parte de Tarjetas Postales mexicanas han sido elaboradas sobre soporte de cartón, sólo unas pocas se hicieron sobre: metal, cuero, madera, etc.

El tamaño de las Tarjetas Postales mexicanas rectangulares, ha fluctuando entre 5.5 x 3.7 cm y más de 100 cm x 8.5 cm. Aunque se han impreso algunas de mayor tamaño, que alcanzan los 23.6 x 16.1 cm.

El tamaño de las Tarjetas Postales circulares mexicanas ha sido de 15 cm de diámetro.

Las Tarjetas Postales cuadradas mexicanas han sido de 13 x 13 cm. La Tarjeta Postal actual, en principio, es un objeto validado por la Administración de Correos de cada país, elaborado con formas y materiales diversos, autorizado como medio de correspondencia sin sobre, y que cumple una o más funciones socioculturales acordes al contexto cultural en que se ubique. Una parte de la Tarjetas Postales suele estar destinada a los datos del destinatario y el sello postal; y la otra, al mensaje. Pero también, la Tarjeta Postal puede ser un objeto que no funciona como medio de correspondencia postal, sino cumpliendo otras funciones. Como en los casos de las lúdicas, las de colección, los recuerdos de viaje, las publicitarias, etc.

Por lo mismo, se puede decir que la forma de la Tarjeta Postal está determinada: por el diseñador, por la persona o empresa que desea comunicar un mensaje, por las autoridades postales y por los usuarios.

Autor: Ricardo Pelz.

LW Postales Publicitarias

Contacto

☎  +52 [322] 178.09.50   

✉   postcards@lebenswerkmexico.com   

El problema no es la publicidad impresa sino el dónde y el cómo…

¿Cuántas veces hemos escuchado que los medios impresos están condenados a desaparecer? Parece que para algunas personas el auge de internet implica inevitablemente la muerte del papel, a pesar de que a lo largo de la historia hemos visto que la consolidación de una tecnología no significa necesariamente la desaparición de otra. Al fin y al cabo, la radio no desapareció cuando llegó la televisión, simplemente cambiaron algunas costumbres y, en general, el modo de consumir información se transformó.Lo cierto es que los medios impresos siguen vivos y todavía representan una opción poderosa para llegar a audiencias concretas.

Contrario a la creencia popular, la publicidad en papel es una estrategia que las marcas aún escogen porque genera resultados. Según un estudio publicado hace unos años por el Journal of Consumer Research, los anuncios impresos logran un doble efecto: aumentan de forma notable los sentimientos positivos del consumidor hacia las marcas y, en los casos más destacados, son capaces de crear una especie de recuerdo alternativo en la memoria del lector, que nos impacta a nivel emocional.

Por otro lado, un informe de la empresa de neuromarketing TrueImpact, concluye que el recuerdo que las marcas generan con sus anuncios es un 70% más alto en los medios impresos que en los digitales. Eso significa que la publicidad en papel es más eficaz y, por lo tanto, más rentable.

«Los anuncios impresos logran un doble efecto: aumentan de forma notable los sentimientos positivos del consumidor hacia las marcas y, en los casos más destacados, son capaces de crear una especie de recuerdo alternativo en la memoria del lector que nos impacta a nivel emocional»

Lo mejor de ambos mundos.

Sin duda, estos resultados hablan bien de los impresos. Parece que el problema no es que el papel pueda desaparecer en un futuro, o que la publicidad impresa ya no funcione, sino que los anunciantes no saben cómo pautar en papel para lograr los mejores resultados.

Pero atención, tampoco se trata de negar el enorme poder que los medios digitales han adquirido en las últimas décadas. En realidad, cuando se trata de publicidad, lo ideal sería mezclar ambas alternativas para lograr el máximo impacto y visibilidad. Ese podría ser el secreto para alcanzar buenos resultados con los anuncios impresos. La integración y el trabajo en armonía de ambos espacios parece ser la receta más apropiada para obtener la efectividad que tanto se busca.

Claro, se necesita una estrategia previa diseñada de acuerdo a las necesidades y objetivos de cada negocio. No todos pueden poner en práctica la misma solución porque cada caso es diferente. Pero el objetivo primordial es que papel y digital trabajen en sinergia, que se complementen y aprovechen lo mejor que tienen para cumplir las metas planteadas.

En busca de la estrategia 360…

¿Sabía que, según un estudio de Two Sides, 67% de las búsquedas en internet son motivadas por comunicaciones y mensajes off-line? Entonces, parece que una fuerte presencia impresa puede aumentar las conversiones y las ventas virtuales. Así que, si su negocio funciona enteramente en el mundo digital, o si su objetivo en este momento es reforzar su canal digital, tampoco tiene excusa para descartar una estrategia que conjunte “on-line” y “off-line”. A estas alturas usted estará pensando ¿cómo se logra esa mezcla ideal? Pues bien, existen recursos que logran unir varios ambos espacios, como por ejemplo la Realidad Aumentada o los Códigos QR.

Con ellos no solo integra el papel con lo virtual, sino que está generando el uso de los dispositivos móviles, otro elemento que usted debe incluir dentro de su estrategia porque se ha convertido en un básico. La publicidad móvil llegó para quedarse y es otro factor que no se puede ignorar.

De modo que la publicidad impresa no se limita únicamente al papel, sino que puede integrarse con diversas acciones en la web y en el universo móvil, hasta lograr lo que se conoce como una Estrategia 360, es decir, una estrategia completa que considera varias opciones a la vez.

Se pueden desarrollar muchas acciones para lograr esa combinación ganadora. Tomemos como ejemplo la posibilidad de unir anuncios impresos en postales publicitarias con pauta en portales especializados. Usted puede tener publicidad en una tarjeta postal, y a su vez, tener publicidad digital en un portal dirigido a una audiencia específica. Así, por ejemplo, si usted fuera propietario de un negocio de productos para mascotas, tendría un anuncio diseñado e impreso de mascotas en una tarjeta postal publicitaria, y un anuncio digital en un portal especializado en mascotas. Lo ideal es que ambos estén conectados entre sí, por ejemplo, agregando un código QR en el impreso que lleve al usuario directamente al portal digital para conocer más sobre sus servicios.Las opciones son infinitas, pero sin duda, el secreto del éxito radica en diseñar una estrategia previa que aproveche lo mejor de cada escenario y que responda a objetivos claros, concretos, medibles y realistas. Y, en definitiva, los impresos todavía tienen mucho que contar, pero hay que saber escucharlos.

Descarga desde tu dispositivo móvil la aplicación ZAPPAR, enfoca la imagen 👆 de la Tarjeta Postal y conoce el contenido de Realidad Aumentada.

LW Postales Publicitarias

Contacto

☎  +52 [322] 178.09.50   

✉   postcards@lebenswerkmexico.com   

.:Postales Publicitarias con REALIDAD AUMENTADA:.

Combina el potencial de la tecnología actual con lo tradicional de un medio impreso como lo son las Tarjetas Postales Publicitarias.Imagina que un huésped pueda conocer con anticipación tu hotel, sus instalaciones y amenidades que ofrecen antes de hospedarse; o un comensal pueda ver cómo preparan los platillos en tu restaurante o leer las reseñas de visitantes anteriores antes de reservar una mesa; puedes también demostrar un catálogo de los productos que ofreces, demostrar con un vídeo tus servicios, compartir tus redes sociales, las posibilidades son infinitas…

Con una Tarjeta Postal Publicitaria y la Realidad Aumentada, se logra una excelente combinación entre tecnologías actuales y un medio impreso tradicional, procurando una mayor segmentación de mercado. Todo este valor agregado en una Tarjeta Postal, SIN COSTO adicional para ti.

Descarga desde tu dispositivo móvil la aplicación ZAPPAR, enfoca la imagen 👆 de la Tarjeta Postal y conoce el contenido de Realidad Aumentada.

Contrata nuestra campaña 3 de 3 y recibe este beneficio totalmente GRATIS. Contacta a cualquiera de nuestros ejecutivos en ventas para que te proporcione mayor información.

LW Postales Publicitarias

Contacto

☎  +52 [322] 178.09.50   

✉   postcards@lebenswerkmexico.com   

Obtén beneficios para tu empresa con resultados en corto tiempo.

A pesar de que esperamos que la epidemia tenga una duración limitada, consideramos que el efecto posterior de una recesión será considerable y continuará afectando los resultados de la economía. Al tener en Puerto Vallarta y Bahía de Banderas empresas dedicadas principalmente al consumo turístico, seremos de los primeros sectores afectados de la posible recesión mundial.

Es una realidad que nuestro tiempo actual se asoma como difícil y complicado: dificultades económicas, relaciones políticas hostiles y esto agregamos una crisis sanitaria. Cualquier mensaje de aliento aporta a la conversación y al ánimo general. En este entorno muchas empresas se han inclinado por adoptar mensajes creativos y positivos en sus campañas publicitarias para conectar con sus consumidores.

La pandemia del Covid-19 ha modificado el consumo, así como el estilo de vida de las personas. Las reglas del juego se modifican en corto plazo y los medios tradicionales como los impresos, la televisión y la radio se revalorizan. Las plataformas digitales se convierten en los protagonistas, el interés de usuarios por mantenerse informados e interactuar sobre las noticias relacionadas con la crisis cada vez es mayor.

Conoce nuestra oferta que podrá ser un elemento para que tu empresa pueda tener una mayor ventaja en relación con tu competencia en el regreso a lo que han llamado la “nueva normalidad” 👇

LW Postales Publicitarias

Contacto

☎  +52 [322] 178.09.50   

✉   postcards@lebenswerkmexico.com   

Las Tarjetas Postales no se inventaron para enviar saludos.

El cementerio de Meidling, en Viena, no suele recibir muchas visitas de turistas. Más allá de ser uno de los más antiguos de la ciudad todavía en funcionamiento, no tiene mucho de especial. Los personajes ilustres que están enterrados allí lo eran —ilustres— solo a nivel regional, por lo que no puede competir con el enorme Zentralfriedhof, donde están enterrados Beethoven, Brahms y varios de la familia Strauss, entre otros personajes célebres. Y tampoco cuenta con la fama que da el cine, algo que la película «Before Sunrise» proporcionó en el año 1995 al Friedhof der Namenlosen, el «cementerio de los sin nombre».

Sin embargo, el cementerio de Meidling tiene sorpresa y premio para quien se fije (y sepa algo de alemán): una lápida con la imagen grabada de un señor de lentes con bigote bajo el que pone Der Erfinder der Postkarte. «El inventor de la postal». Nacido en Klagenfurt, un pueblo del sur de Austria, en 1839 y muerto en Viena en 1902. La lápida también nos dice que fue profesor. Y su nombre: Emanuel Herrmann.

Un invento con base económica.

De Emanuel Herrmann no se sabe demasiado, pero las pinceladas biográficas que han llegado hasta el presente desmontan enseguida la tentadora idea de que el inventor de la tarjeta postal tenía que ser un intrépido viajero. En realidad, Herrmann estudió Derecho y se dedicó principalmente a la docencia. Enseñó Economía en la Universidad Técnica de Viena durante 20 años y publicó varios libros sobre el tema. Y la idea que tuvo, considerada el inicio de las postales, tenía que ver con su formación económica: el objetivo era reducir costos.

La primera tarjeta postal no se envió desde una playa paradisíaca, sino desde la ciudad austriaca de Perg.

En enero de 1869, publicó en el periódico local Neue Freie Presse un artículo titulado Über eine neue Art der Korrespondenz mittels der Post («Sobre un nuevo modo de correspondencia postal») en el que proponía la posibilidad de enviar tarjetas del tamaño de un sobre por correo. En un lado, se escribiría la dirección; en el otro, el mensaje. Irían sin sobre, por lo que serían adecuadas para mensajes con «información ordinaria» como anuncios comerciales cortos, o recuerdos y saludos. Nada muy íntimo, personal o confidencial.

En aquel momento, según narran en la biografía de Herrmann en Austria Forum, una especie de enciclopedia sobre el país impulsada y mantenida por distintas instituciones austriacas, se enviaban en el recién estrenado Imperio austro-húngaro unos 33 millones de cartas al año. Las tarjetas postales serían todo un ahorro, defendía Herrmann: en cuestión de tiempo, al no tener que buscar papel, sobre y sello (este iría impreso ya en la tarjeta), y en cuestión de dinero. Además, abrirían mercado: las cartas seguían unas fórmulas de cortesía muy complicadas que no estaban al alcance de personas con un nivel de alfabetización básico. En las postales solo tenías que garabatear un mensaje de no más de 20 palabras, sin espacio para formalismos.

En septiembre de ese mismo año, una orden ministerial aprobó las Korrespondenzkarte, tarjetas de correspondencia, y el 1 de octubre de 1869 se envió la que se considera la primera postal de la historia. Viajó de la localidad austríaca de Perg a la de Kirchdorf, y tardó solo un día en llegar. El mensaje era breve y de carácter personal: el emisor preguntaba al receptor si le gustaría visitarlo. El Museo de la Comunicación de Berlín mostró recientemente la postal en la exposición Mehr als Worte. 150 Jahre Postkartengrüße («Más que palabras. 150 años de saludos postales»).

El otro inventor

Llevarle la contraria a algo que está escrito sobre una lápida puede parecer una falta de respeto, pero en la actualidad está bastante aceptado que, si hay que poner nombre y apellido al ideólogo de las tarjetas postales, no habría que hablar solo de Emanuel Herrmann, sino también de Heinrich von Stephan, director general de correos del Imperio Alemán en la segunda mitad del siglo XIX. En 1865, cuatro años antes del texto de Herrmann, Von Stephan presentó en la Conferencia Postal Austro-Alemana una idea muy similar a la que describiría el economista austríaco poco después. Creía que las cartas tradicionales eran algo obsoleto y que era el momento de evolucionar hacia algo más eficaz y rápido: tarjetas postales que servirían para «cualquier tipo de comunicación».

No especificar un tipo de mensaje para esas cartas abiertas y dar a entender que las cartas tradicionales con sobre debían desaparecer —al igual que habían desaparecido las tablillas de cera de la Antigüedad o los rollos manuscritos de la Edad Media— fue el error de Von Stephan, según defiende la autora australiana Esther Milne en el libro Letters, Postcards, Email: Technologies of Presence. La pérdida de privacidad que conllevaría esta nueva forma epistolar hizo que las tarjetas postales no fueran aprobadas en el Imperio Alemán en ese momento. No se sabe si Emanuel Herrmann conocía la propuesta de Von Stephan, pero su gran acierto fue especificar que las postales servirían para comunicaciones que no necesitaban ocultarse tras un sobre. Y que serían simplemente una opción más, no el sustituto de las cartas.

El éxito de las tarjetas postales fue enorme e inmediato. En los tres últimos meses de 1869 se enviaron en el Imperio Austro Húngaro tres millones de postales (y, pese a las advertencias y al antecedente alemán, muchas iban llenas de mensajes personales). En 1870, el formato fue aprobado también por las autoridades postales de Alemania (esta vez sí). En julio estalló la guerra franco-prusiana, así que desde la parte alemana las postales se vieron como una buena opción para que los soldados enviasen mensajes a casa.

Ese mismo año, las autoridades de Suiza y el Reino Unido también aprobaron las postales; en 1871, llegaron a Bélgica, Holanda, Dinamarca, Noruega, Suecia y Rusia. Por España ya circulaban en 1873. También habían llegado ya a Estados Unidos. En Estados Unidos, por cierto, ya en 1861 había patentada una idea similar. Se trataba de postales privadas —es decir, no las emitía el Estado— impresas por la compañía de H. L. Lipman, el dueño de la patente, y que estaban a la venta en algunos establecimientos. Sin embargo, su uso no se extendió hasta 1873, cuando el Servicio Postal de Estados Unidos empezó a producir y vender postales ya selladas. Hasta 1898, solo el Estado podía comercializar postales con el sello impreso directamente en ellas.

Las postales con imágenes.

Ni la idea original de Herrmann ni la de Von Stephen incluían ilustraciones ni fotos, pero artistas y fotógrafos enseguida vieron el potencial: en 1870 ya se enviaban postales en las que uno de los lados estaba dedicado a una imagen. Como el negocio de las tarjetas postales se disparó con tanta rapidez, muchas pequeñas compañías impresoras empezaron a producir sus propias postales y algunas incluían imágenes o ilustraciones. Es muy difícil saber, sin embargo, cuál fue la primera en incluirlas. En su libro Pictures in the Post, the Story of the Picture Postcard, de 1959, el autor Richard Carline decía que era imposible verificar todas las teorías sobre cuál habría sido esa primera postal con imagen y quién la habría inventado.

La época del surgimiento de las postales coincidió con las primeras décadas del turismo de masas, que se considera que nació en 1851, cuando el empresario Thomas Cook organizó el transporte de unos 150.000 turistas de Yorkshire y las Midlands a la Exposición Universal de Londres. La aparición de las tarjetas postales pocos años después enseguida encajó con ese nuevo mundo, por lo que no tardaron en relacionarse con los viajes y el turismo. La primera postal de la Torre Eiffel, por ejemplo, se envió en 1889, según informa el sitio web oficial del monumento.

Pero está claro que no fue la primera postal turística, porque el envío podía ser internacional desde mucho antes: en 1874 se celebró en Berna (Suiza) el primer congreso de la Unión Postal General, precursor de la actual Unión Postal Universal, actualmente un organismo de la O.N.U. que se ocupa de mejorar y organizar los servicios postales. El objetivo principal del congreso era crear un sistema postal internacional para que cartas y postales pudieran cruzar fronteras sin tener que adaptarse a las leyes y tarifas de cada país. El congreso fue un éxito y a partir de entonces empezaron los envíos entre países.

El responsable de organizar ese congreso, por cierto, fue Heinrich von Stephan. Su idea de unas tarjetas postales no prosperó hasta que la presentó un austriaco, pero ser recordado como el principal impulsor del sistema postal internacional (y como persona que introdujo el teléfono en Alemania) cuenta con logros muy loables.

Autor: Ana Bulnes

LW Postales Publicitarias

Contacto

☎  +52 [322] 178.09.50   

✉   postcards@lebenswerkmexico.com   

¿Por qué Tarjetas Postales?

El diseño, la impresión y distribución de postales…

Las Tarjetas Postales son un buen recurso gráfico, más allá de simplemente para escribirle a alguien cuando estamos de viaje, si no que se ha convertido con el paso de los tiempos en una potente herramienta de marketing.

Ideas para promocionar a través de postales.

A través de las Tarjetas Postales puedes promocionar tu negocio de forma totalmente directa y personalizada.


Por ejemplo: Si eres médico especialista, dentista o eres veterinario, en las tarjetas postales tendrás al aliado perfecto para poder recordar a tus clientes sus citas anuales o sus revisiones.


Para ser más específico: En el caso de un veterinario cada temporada puedes poner en el anverso de las postales imágenes de mascotas distintas y crear una colección.


Siendo sinceros… ¿Quién no ha coleccionado Tarjetas Postales alguna vez?

LW Postales Publicitarias

Contacto

☎  +52 [322] 178.09.50   

✉   postcards@lebenswerkmexico.com   

‪#‎YaMeCansé‬- por eso propongo…

 Ya me cansé, por eso propongo, una excelente forma de que a través de Tarjetas Postales‬ se puedan convertir nuestras ideas en parte de la memoria colectiva y del momento histórico de México‬.

¿Y si pasara algo?

#PorEsoPropongo invita a que de ciudadano a ciudadano redefinamos, imaginemos, reinventemos, renovemos los caminos y las formas para construir una vida mejor en nuestro país, empezando por expresar nuestras ideas sobre lo posible.

LW Postales Publicitarias

Contacto

☎  +52 [322] 178.09.50   

✉   postcards@lebenswerkmexico.com   

•MOD• Ministry Of Design

Nuevas ideas, nuevos proyectos…

En LW es nuestro deseo aplicar nuestra experiencia y conocimiento en el área de las tarjetas postales y generar un nuevo proyecto de Postales Turísticas, para así lograr una venta del producto impreso a través de los centros de consumo de hoteles y a su vez promocionar diversos destinos turísticos.

Conoce más sobre nuestra propuesta 👉 Postales Turísticas LW

LW es el único medio en Puerto Vallarta y Bahía de Banderas que ofrece al consumidor desde hace más de 15 años, el servicio de tarjetas postales como una publicidad que se transforma en una pieza de arte, gratuita y coleccionable, propicia una interacción directa entre la marca o servicio y el consumidor.

Un espacio de 10×15 cm. es suficiente para persuadir, motivar, alentar, pero sobre todo para capturar y enamorar a consumidores cada vez más inteligentes, exigentes y mejor informados.

Nos consideramos una empresa de perfil creativo que desarrolla campañas estratégicas de comunicación a través de las tarjetas postales y de acuerdo con las necesidades de cada uno de nuestros clientes.

En palabras de Margarita de Orellana, nos dice que el poder de la memoria fugaz de la tarjeta postal es también una afirmación cargada de valor: “¡yo estuve ahí!”. Pero, ¿quién decide lo que merece aparecer en una tarjeta postal? En realidad, en ella, estamos viendo a través de otros ojos que contemplaron antes que nosotros el objeto representado y decidieron que era digno de dar la vuelta al mundo y, por consiguiente, de formar parte de la gran memoria colectiva.

Visualiza el contenido de Realidad Aumentada de esta imagen 👆 descargando la aplicación ZAPPAR y conoce más sobre este proyecto dirigido al sector hotelero.

En esta propuesta de Tarjetas Postales dirigidas para el sector hotelero, ofrecemos una sesión fotográfica en tu hotel, capturando los detalles más significativos de las áreas de alimentos y bebidas, hospedaje, centros de consumo y amenidades, dicho de otra forma, fotografiaremos la comida más representativa que los chefs ofrecen a los huéspedes, también el signature beverage del hotel, las habitaciones, el SPA, alberca y todo aquello que amerite destacar como cualidad de las instalaciones y que logren una experiencia única en el visitante.

Tu Hotel, es ese lugar especial que aloja los mejores momentos de la vida de tus huéspedes. Sabemos la importancia de contar a través de todos los medios, los detalles que hacen tan especial a tu hotel: texturas, colores, objetos, sensaciones sutiles que solamente suceden al vivir la experiencia de hospedarse contigo.

Te presentamos una atractiva oferta con la que expandirás tu creación más allá del espacio físico, creando con ellos dos efectos: el primero, dar a conocer los servicios y amenidades de tu hotel, el segundo es ofrecer un valor extra, que hará a tus visitantes sentirse especiales y con el deseo de volver a hospedarse contigo. Esta oferta consta de una serie de fotografías – Poesía Visual – Impresas en Tarjetas Postales con excelentes valores estéticos, artísticos y técnicos. Hablamos de escenas que habitan el espacio entre el arte y la publicidad.

Contacto: postcards@lebenswerkmexico.com

LW Postales Publicitarias

Contacto

☎  +52 [322] 178.09.50   

✉   postcards@lebenswerkmexico.com   

•Tarjeta Postal Publicitaria•

La Tarjeta Postal Publicitaria a diferencia de la postal tradicional ilustrada, que tiene la única función de enviar un mensaje postal interpersonal, la tarjeta postal de publicidad tiene la vocación de promover productos o servicios.

La parte ilustrada es por tanto un anuncio publicitario. Las tarjetas publicitarias se ofrecen de forma gratuita a través de dispensadores especiales y son recogidas por libre elección. Los dispensadores son todos colocados en una posición estratégica en los más frecuentados y populares espacios públicos y privados de alto tránsito peatonal.


Las postales publicitarias se convierten en “obras de arte” que el público utiliza como tarjeta convencional, guarda, atesora, colecciona y en consecuencia intercambia.

En algún lugar de este mundo, en este momento, alguien recibe una Tarjeta Postal.

LW Postales Publicitarias

Contacto

☎  +52 [322] 178.09.50   

✉   postcards@lebenswerkmexico.com